Si te preguntas cómo curar la fobia social, en este sitio vas a encontrar una respuesta, esta página pretende ofrecer una visión amplia sobre la superación de este problema, profundizar en las principales terapias disponibles, y analizar los principales problemas y dificultades con los que se encuentra una persona cuando desea vencer la fobia social.

 

Yo personalmente padecí este problema hasta los veintipocos años, y eso me da la oportunidad de comprender perfectamente las dificultades del proceso de curación, y por supuesto, también las consecuencias negativas que este trastorno de ansiedad tiene para quien lo padece. Te aseguro que si padeces este trastorno, en este blog te vas a sentir muy identificado con muchas de las cosas que leas. Pero es posible que no estés seguro de si tienes fobia social o no.

Si el miedo al rechazo te ha llevado serias limitaciones a tu vida, como frustración, infelicidad, soledad, etcétera, es muy probable que tengas fobia social. En este vídeo se muestra una de las situaciones más habituales en las que se manifiesta la fobia social. Se trata de un vídeo muy emotivo y que demuestra, que es posible cambiar esas conductas de evitación y de búsqueda exagerada de la aprobación de los demás.

 

 

En mi caso tenía muy pocos amigos, no salía con ellos si el plan que tenían no encajaba con aquello con lo cual no me sentía cómodo, me aterraba el hecho de hablar en público, ligar con chicas, o cualquier otra cosa en la que yo fuese el centro de atención. Nunca se me dio bien hacer nuevos amigos, ni tampoco permitir que los demás me conociesen. Y por supuesto tampoco tuve novia, ni siquiera había tenido una aventura, cosa obvia si yo tenía muchos comportamientos de evitación que desarrollé para evitar el rechazo, lo cual es un camino directo a la soledad y frustración.

 

Fue precisamente esa frustración y soledad, ese dolor emocional tan grande el que me empujó a luchar por curarme de la fobia social, me prometí a mí mismo que si no conseguía sanarme, que al menos nunca tuviese el lamento de no haberlo intentado con todas mis fuerzas. De modo que si tú también sientes ese dolor emocional, esa frustración y esa infelicidad, no puedes eludir la toma de decisión respecto a implicarte plenamente en tu propia curación. ¿Estas preparado? Vamos allá.

 

fobia-social

 

El problema de la curación de la fobia social.

Uno de los grandes problemas respecto a la curación, es que muchas personas creen erróneamente que existe algo externo a ellos (pastillas, tratamientos, psicólogos, psicoanalistas, psiquiatras, etcétera), es lo que va a curar la fobia social, curación de la cual ellos creen que son meros espectadores. Siento decirte que las cosas no funcionan así.

 

Vas a ser tú quien vas a tener que curarte a ti mismo, evidentemente con la ayuda de tratamientos, psicólogos, psiquiatras, etcétera. Si nunca nadie te lo había dicho, ya es hora de que lo sepas. Y de que sepas que para curarse hay que estar dispuesto a sufrir, hay que estar dispuesto a salir de la zona de confort emocional y de exponerse al rechazo.

 

fobicosocial

 

La verdadera felicidad, está al otro lado de la zona de confort emocional. Hay un dicho que dice que quien no se embarca, no cruzará el mar. Si no estás dispuesto a asumir esto, a asumir que vas a tener que enfrentarte a tus miedos, que vas a tener que comprometerte con la responsabilidad de luchar por recuperar el control de tu vida social, sentimental, sexual y espiritual es complicado que puedas superar la fobia social.

 

Los 3 elementos imprescindibles para la curación.

Desde mi punto de vista hay 3 elementos que son imprescindibles para conseguir la curación, y son estos:

  1. Pedir ayuda. Acepta que es probable que no puedas superar la fobia social tú sólo, que muy probablemente vas a tener que buscar ayuda profesional, muy especialmente de un psicólogo o un psicoanalista.
  2. Necesitas comprometerte con una metodología de trabajo, es decir, debes estar dispuesto a hacer lo que un psicólogo te diga que debes hacer, o a seguir los pasos de cualquier otro tipo de terapia que decidas hacer. Esto es así tanto si sigues un abordaje terapéutio cognitivo-conductual como si sigues cualquier otro tipo de terapia.
  3.  Debes estar dispuesto a que vas a tener que exponerte a la posibilidad de ser rechazado. Si has desarrollado comportamientos de evitación, vas a tener que enfrentarte a eso que tanto miedo te da. Los comportamientos y actitudes de evitación son aquellos que están encaminados a evitar posibles situaciones que entrañen un riesgo de rechazo, de sentirte juzgado, de miedo a hacer el ridículo, o incluso miedo a lo que piensen de ti.

 

Salir de la zona de confort emocional

Este último punto es fundamental, podría poner decenas de ejemplos de cosas que no haces por miedo al rechazo, a la burla o a la confrontación (comportamientos de evitación). Por ejemplo no acercarte a conocer a alguien que te gusta, no atreverte a dar a una conversación una orientación más personal, íntima o sexual por miedo al rechazo (quedar atrapado en la “zona de amistad”, evitar ir a ambientes en los que no estás realmente a gusto, o evitar decir lo que realmente piensas cuando tus opiniones son distintas a las de la mayoría (salvo que sean personas con quien tienes mucha confianza). El siguiente vídeo es un vídeo motivacional, que sin duda te va a dar fuerzas para luchar por conseguir curar la fobia social.

 

 

Volviendo al concepto de la necesidad de aprobación y a los comportamientos de evitación, hay veces en las que estos comportamientos son mucho más sutiles, pero no por ello menos negativos para la persona. Algunos ejemplos, son el hecho de no decir NO, cuando alguien te pide un favor que realmente no quieres hacer, cuando intentas ser excesivamente simpático, amable y correcto con todo el mundo, cuando no te sueltas y te pones a bailar o a hacer locuras por lo que los demás piensen de ti. Y por supuesto cuando te enfadas con alguien pero reprimes ese enfado que te callas y te “corroe” por dentro. Si no estás dispuesto a enfrentarte a todas esas situaciones o cosas, no esperes poder curarte.

miedo-al-rechazo

 

Conceptos equivocados sobre la curación.

Un concepto que es totalmente equivocado es la creencia de que habrá un instante exacto en el cual alguien o algo te curará, y una vez curado te podrás enfrentar a todo ese tipo de situaciones que acabo de mencionar. Vas a tener que enfrentarte a esas situaciones antes de estar curado,  porque precisamente es el hecho de enfrentarte a esas situaciones lo que es una parte fundamental del tratamiento que te va a permitir curarte. Si no te enfrentas, te pasarás toda vida esperando una curación que no va a llevar mientras no decidas enfrentarte a todos esos miedos.

 

Quizá creas que estoy siendo muy duro contigo, aunque en realidad tan solo estoy diciéndote las cosas como son. Tratar de darte consejos, tratar de animarte, o no profundizar en las resistencias de la curación es algo que se engloba en un tipo de información que puedes encontrar muy fácilmente en otras páginas de internet. Pero esta no es una web que pretenda abordar el problema desde la superficialidad y la falta de objetividad, sino que pretende ser una web que realmente te sea de ayuda para poder conseguir curar la fobia social.

 

Sé que estarás pensando que no puedes enfrentarte a ese tipo de situaciones, que la ansiedad social que te generan es insoportable y que es una fuerza mucho más grande que tú. Pero te aseguro que por muy incapaz que te veas de enfrentarte a esas situaciones, hay una fuerza en tu interior que te hace capaz de ello, aunque quizá esa fuerza, esa fortaleza es algo que está fuera de tu auto-imagen y de las capacidades sociales que posees. Pero en esta web te demostraré que no es así, que realmente puedes enfrentarte a todas esas situaciones y curar la fobia social.

 

Tratamientos para curar la fobia social

Bien, ahora sí, vamos a ver cuales son esos tratamientos que pueden sanarte.

El primero de ellos es la psicología cognitivo-coductual, que es aquella terapia que siguen la mayoría de psicólogos. Yo he ido a dos psicólogos, y realmente percibí una diferencia muy grande entre ellos, en todos los niveles: capacidad de conectar con mi propio sufrimiento y frustraciones, la capacidad para convencerme que realmente era capaz de curarme, y también en su forma de trabajar. Se ha escrito mucho acerca de si la psicología cognitivo conductual puede curar la fobia social o no.

Yo puedo decir por experiencia propia que sí que puede, pero el problema es que muchas veces no funciona porque la persona no es capaz de superar su miedo al rechazo, no es capaz de exponerse a la posibilidad de ser rechazado, ni a comportamientos y actitudes que están más allá de los límites de su zona de confort. Por tanto, es muy injusto culpar a la terapia en sí o al psicólogo de la falta de mejoría; puesto que normalmente cuando no hay mejoría es porque la persona no ha conseguido salir de su limitada zona de confort emocional.

 

Aunque muchas personas intentan otros tipos de tratamiento, como el psicoanálisis, la BioNeuroEmoción, o la psicología energética, no existe evidencia científica de que este tipo de tratamientos sea efectivo en el tratamiento de la fobia social. Mi consejo es que sobre todo, vayas a un psicólogo, y que estés dispuesto a luchar por curarte, a hacer todo lo que él te dice, y a implicarte plenamente en la terapia.